Archivo de la etiqueta: dios es uno solo

Elohim / Dios es Uno y No Hay Otro

Elohim Respuestas en torah
Deuteronomio 4:35. “A ti te fue mostrado, para que supieras que el
Adonai es Elohim nuestro verdadero Dios, ningún otro hay fuera de El”.

Aun en nuestra época se da entre cristianos y católicos la polémica de que existen otros dioses tan poderosos como Elohim, o que algunos denominados siervos de Dios hacen milagros, que el Papa es santo o que por ejemplo algunos beatos de fe han logrado trascender al ser beatificados por sus extraordinarios milagros? Respetando a los demás y sus creencias, debemos decir que una cosa es respetar y otra cosa es aceptar.

                                                                     

       Elohim nos dice  a través del Antiguo y Nuevo Testamento que solo existe un Dios que no hay otro fuera de él porque él es uno y es único. Es decir creer que existe otro Dios tan poderoso como Elohim es simplemente una quimera, un sueño y una fantasía. La Mitología Griega por ejemplo tiene sus Dioses del Olimpo: Zeus, Apolo, Venus, Minerva y Marte, que han servido para grandes películas, pero es tan sólo mitología y fantasía. Son mitos y relatos vinculados a una cultura que nace de una ficción o creencia de una época, pero sólo con carácter imaginario.

      Un mito es una leyenda que surge de una ficción imaginada por el
hombre. Pero Elohim es Dios único y verdadero, de allí que toda la
humanidad de una forma u otra le teme y se arrodilla ante El cuándo
tiene problemas y siente que su entorno y mundo se viene abajo. Es allí cuando claman a Elohim nuestro Dios. A los demás falsos dioses sólo le piden o le exigen bienes y poder en el amor, en el dinero incluso para controlar, dominar y hacer daño a sus semejantes y los sacralizan falsamente ofreciéndoles rituales diabólicos.

                                                             

     La Biblia (TORAH) es el libro sagrado y árbol de vida que nos enfrenta
a la verdad de Elohim y nos dice que sólo hay un Dios único y que fuera de él no hay nadie más. Veamos algunos versículos que nos presenta la Torah (Biblia) al respecto.

Isaías 45:5. “Yo soy Adonai, y no hay ningún otro; fuera de Mí”

Exodo 9:14. “Porque esta vez enviaré todas mis plagas sobre ti, sobre
tus siervos y sobre tu pueblo, para que sepas que no hay otro como yo
en toda la tierra. Yo te fortaleceré, aunque no me has conocido, no
hay otro ni habrá otro delante de mí”.

Deuteronomio 4:35. “A ti te fue mostrado, para que supieras que  Adonai es Elohim nuestro verdadero Dios, ningún otro hay fuera de El”.

Deuteronomio 32:39. `”Ved ahora que yo soy YHWH, y fuera de mí no hay otro Elohim. Yo hago morir y hago vivir. Yo hiero y yo sano, y no hay quien pueda librarse de mi mano”.

Salmo 18:31. “Pues, ¿Quién es Elohim tu Dios, fuera Adonai ? ¿Quién
es roca, sino sólo nuestro Elohim?”

Jeremías 10:6. “No hay nadie como tú, oh Adonai: grande eres tú, y
grande es tu nombre en poderío”.

Samuel: 2:2. “No hay santo como Adonai, en verdad no hay fuera de ti
nadie, ni hay roca como nuestro Elohim”.

Crónicas 17:20. “Oh Adonai no hay nadie como Tú, ni hay Dios fuera de
ti, conforme a todo lo que hemos oído con nuestros oídos”.

Deuteronomio: 33:26. “Nadie hay como nuestro Elohim el Dios de
Jerusalén que cabalga los cielos para venir en tu ayuda y las nubes en
su majestad”.

Deuteronomio 3:24  “Oh Adonai Dios, tú has comenzado a mostrar
a tu siervo tu grandeza y tu mano poderosa; porque ¿Qué Dios hay en
los cielos o en la tierra que pueda hacer obras y hechos poderosos como los tuyos?”

1 Reyes 8:23. “Y dijo Oh Adonai, Dios de Israel, no hay Dios como tú ni arriba en los cielos ni abajo en la tierra que guardas el pacto y muestras misericordia a tus siervos que andan delante de ti con todo tu corazón”.

Samuel 7:22. Oh Señor Dios, por eso tú eres grande, pues no hay nadie
como tú, ni hay Dios fuera de ti, conforme a todo lo que hemos oído con nuestros oídos.

Salmo 86:8. “No hay nadie como tú oh Adonai ni hay obras como las tuyas”.

Jeremías 10:7. “Quién no te temerá Oh Rey de las naciones? Porque esto se te debe. Porque entre todos los reinos, no hay nadie como tú”

Isaías 46:9. “Acordaos de las cosas anteriores ya pasadas. Porque yo
soy tú Dios y no hay otro. No hay ninguno como Yo”.

Deuteronomio: 32:31. “En verdad, su roca no es como nuestra roca. Aun
nuestros mismos enemigos así lo juzgan”.

    Queda demasiado evidente que aquel que cree en Dios nuestro Elohim debe aceptar de fe y corazón, nunca dudar que solo hay uno. En
nuestra Kehila el Rabino Yosef ben Marques ha sido muy enfático y claro
al respecto, en cada prédica nos dice que sólo hay un Elohim y no hay
otro. La Rabaní Belinda de Marques, su esposa, igualmente siempre
refuerza la fe de que sólo hay uno y único nuestro Elohim de los
Ejércitos Rey del Universo y ese no es otro que YHWH.

Lo que quieran hacer otros con sus creencias y con su fe la
respetamos, pero no creemos que un animal, que una cabeza de un objeto inanimado, que un presunto santo, o un trozo de madera forjada e imagen de barro o yeso, pueda ser comparado con nuestro Elohim, eso
se llama ignorancia y pecado. Que sea Dios el que juzgue. Sólo hay uno y único y es Elohim y será él quien le tocará juzgar a los que están fuera de sus Leyes, normas y preceptos.

Lic Eduardo Graca © Enero 2018