¿QUÉ TIPO DE CREYENTE MESSIANICO ES USTED?

IMG_20171011_184414

     En la “TaNaK” y en los “Ketuvim Netzarim”, encontramos las analogías (comparaciones) del comportamiento de los “creyentes en una Kehilá con su Roeh” y el comportamiento de las “ovejas de un rebaño con su Pastor”.

     Esta analogía servirá para que usted pueda ubicarse en algunos de los grupos que aparecen en este estudio.

     Ahora bien, la pregunta qué debemos hacernos es: ¿Por qué YHVH en la “TaNaK” y Yeshua en la “Besorah Hagueolá” y en los demás “Ketuvim Netzarim” nos comparan con las ovejas?

Comenzaré con las analogías entre los creyentes y las ovejas:

     Las ovejas son animales “gregarios”, dulces y sensibles, emocionalmente complejos y muy inteligentes, establecen relaciones íntimas con sus crías y otros miembros de su especie ya que permanecen en sus grupos para protegerse de los depredadores. A las ovejas les encanta el contacto físico y que las acaricien.

     El comportamiento “gregario” describe cómo los individuos de un grupo determinado pueden actuar juntos sin una dirección planificada. Este término se aplica al comportamiento de animales en manadas y a la conducta humana durante situaciones y actividades, tales como las burbujas financieras especulativas, manifestaciones callejeras, eventos deportivos, reuniones religiosas, disturbios sociales e incluso la toma de decisiones, juicio y formación de opinión de todos los días.

     El corazón de las ovejas late más rápido cuando no pueden ver a miembros de su grupo lo que es un claro indicativo de miedo.

     Las ovejas tienen una vista muy corta, puede decirse que son miopes; temerosas y tontas, exteriorizan sus traumas físicamente, un ejemplo de ello es al golpearse: lloran caen al suelo como inútiles y parece que no pueden más, entonces interviene el Pastor para recogerla tomarla en sus manos, la masajea y le ofrece con su voz la confianza que necesita para levantarse y continuar luego del trauma, y reintegrarse con el redil; dependen casi totalmente del Pastor; un extraño puede paralizarlas de miedo con su voz hasta morir debido al estrés que pueden despedir, la voz de su Pastor es fortaleza, seguridad y confianza. Éste es un animal que abunda en Israel, y aunque existían otros, Yeshua sigue comparándonos con las ovejas ¿por qué? Nosotros los que vivimos en las áreas urbanas desconocemos el comportamiento de las ovejas.

     En esta imagen se aprecia una gorda y joven oveja lanuda incluso parece fuerte pero no es así, es un animal muy frágil.

     Al esquilarla (quitarle la lana) queda un animal completamente diferente, se ve delgado y puede verse hasta feo, pero sobretodo resalta toda su fragilidad.

     Un animal inútil verdaderamente, que no puede valerse por sí mismo, depende tanto de su Pastor. Otro ejemplo es que si queda atascada y/o ensartada en una cerca o arbusto, no puede salirse: necesita que el Pastor la rescate.

     Las ovejas no pueden andar solas, se mueren de terror, debido a que no pueden defenderse, es una fácil presa de otros animales feroces.

     No obstante, esta dependencia al Pastor, la convierte en un animal obediente, siempre está atenta a la voz y a la dirección de su Pastor. No obedece la voz de cualquier pastor, sino que atiende sólo a la del suyo. El Pastor las lleva a veces a pastar guiándolas con una vara alta, llamada “cayado”, y a veces las reúne en un espacio cercado, llamado redil.

     Así es, nosotros sin Yeshua en nuestros corazones somos ovejas: frágiles, torpes, ciegos, inútiles y aunque nos creemos muy fuertes o muy capaces somos un grupo de temerosos y nerviosos por dentro. Necesitamos tanto la gracia divina y la intervención de YHVH para continuar, dependemos de YHVH y, cual ovejas, tampoco nos valemos por nosotros mismos, aunque, engañados, podamos pasarnos toda nuestra vida, tratando de ser independientes de YHVH, tratando de valernos por nosotros mismos.

     Si nos enredamos en nuestra vida espiritual, necesitamos de nuestro Pastor Yeshua y Él nos rescata y nos coloca sobre sus hombros, igual que a la oveja perdida, para llevarnos al redil.

     No podemos andar solos, “como ovejas descarriadas”, pues corremos el riesgo de ser devorados por los lobos que están siempre al acecho. Reconociéndonos dependientes, podemos ser totalmente obedientes a la voz y a la voluntad de nuestro Pastor. Cuando ya hemos reconocido su voz, ni debemos ni podemos obedecer la voz de ladrones, que andan saltando por los rediles simulando ser pastores para dañar o llevarse a las ovejas. Nuestra confianza se ha depositado plenamente en el Buen Pastor, Yeshua.

     Su vara y su cayado nos infunden aliento. Él nos orienta y guía por el camino que debemos andar. Sólo con Él nos sentimos seguros en esos verdes pastos en los que Él nos hacen descansar, y en las ricas aguas en que reparamos nuestras fuerzas. Él nos llama por nuestro nombre con su suave y dulce voz.

     Cuándo nos detenemos y nos tomamos el tiempo suficiente para observar detenidamente dentro de las “Kehilot” (Congregaciones), y observamos a cada uno de sus miembros, nos encontraremos con una gran variedad de “creyentes”.

     En este estudio presentaré “8 tipos de creyentes” entre una gran variedad que encontraremos en las Kehilot.

Primer Grupo:

Los creyentes que se adelantan”

     A éstas ovejas, el Pastor les coloca una piedra amarrada a la pata izquierda trasera, para hacer su caminar más lento, hasta que aprendan a caminar al paso del rebaño y del Pastor. Es una especie de freno.

     Hay muchos creyentes, que se adelantan a los planes de YHVH, y en alguna forma, tienen que ser frenados por Él.

     (Lukas / Lucas: 9; 54-56) Al ver esto sus talmidim Yaakov y Yojanán, le dijeron: Adón nuestro, ¿quieres que ordenemos que descienda fuego del cielo y los consuma, tal como lo hizo Eliyahu? Pero Él se volvió, y reprendiéndolos dijo: Ustedes no se dan de qué ruaj son, porque el Ben Ha Adam no vino para destruir almas, sino para salvarlas. Y se marcharon rumbo a otra aldea.

 

Segundo Grupo:

“Los creyentes retrasados”

     A éstas ovejas, el Pastor les da un leve golpecito en la cabeza, o las amarra a otra que va al paso; hasta que aprendan a mantenerse en el redil. Así también, hay creyentes retrasados; que YHVH los manda, y nunca van; le abre la puerta, y no entran por ella; y en la Kehilá, dicen no a las responsabilidades que se les asignan.

     (Matitiyahu / Mateo: 7; 6) No den lo Kadosh a los perros, ni arrojen sus perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen con sus patas, y volviéndose los despedacen.

Tercer Grupo:

“Los creyentes rebeldes”

     A estas ovejas, el Pastor les da suaves golpes detrás de la oreja. Hay creyentes que se rebelan contra el Roeh, contra los hermanos(as), y aún contra Yeshua y contra YHVH cuando no les va como ellos quieren, cuando no hacen lo que ellos estiman según su visión. Muchos, contaminan a otros con su espíritu de rebeldía, causando divisiones en la Kehilá.

     (Romiim / Romanos: 16; 17-18) Les suplico, hermanos míos, que estén alerta ante los que provocan divisiones y  tropiezos fuera de la enseñanza que ustedes han aprendido, y que se aparten de ellos, porque éstos no sirven a nuestro Adón Yeshua Ha Mashíaj sino a sus intereses, y con palabras persuasivas y con elogios extravían los corazones de los ingenuos.

 

 Cuarto Grupo:

“Los creyentes contenciosos”

     Cuando dos ovejas pelean entre sí, el Pastor la amarra pata con pata por un tiempo hasta que se den cuenta, que tienen que aprender a comer, beber y convivir juntas.

     (Filipim / Filipenses: 2; 3-4) No hagan nada por contienda o por vanagloria, sino con humilde manera de pensar; cada quien considere al otro de mayor importancia que a sí mismo; que no se ocupe cada quien solamente de lo suyo propio, sino también de lo de su prójimo.

 

 Quinto Grupo:

“Los creyentes que buscan pastos ajenos”

     Estas ovejas son las que saltan la cerca del redil, para buscar pastos en lugares ajenos. El Pastor le echaba aceite amargo a los pastos que no eran del redil, para que ellas aprendieran a mantenerse en su redil. Los pastos ajenos son un tipo de las falsas doctrinas, y el aceite amargo, es la predicación en contra de ellas y del pecado.

     (Timotios Alef / 1 Timoteo: 6; 3-5) Pero en caso de que alguno enseñe otra doctrina y no se conduzca conforme a las sanas palabras de nuestro Adón Yeshua Ha Mashíaj y a la doctrina de la reverencia a Elohim, es un arrogante que no entiende nada, sino que tiene un interés morboso por desacuerdos y discusiones contenciosas, de las cuales surgen celos, discordias, blasfemias, formas de pensar malignas y controversias de hombres con mentes corruptas, que están privados de la verdad, que piensan que la reverencia a Elohim es una fuente de ganancias. Pero tú, apártate de ellos.

Sexto Grupo:

“Los creyentes que se extravían”

     Estas son las ovejas que se alejan tanto del redil, que se pierden y no saben regresar. Son los descarriados que se van al mundo y hasta creen que ya no hay esperanza de salvación para ellos(as). Andan maltrechas añorando el redil. El Buen Roeh las busca, las cura, las cubre con su Talit (manto) y las trae de nuevo al redil.

     (Lukas / Lucas: 15; 3-7) Pero Yeshua les refirió esta parábola: ¿Qué hombre de entre ustedes, que teniendo cien ovejas, si una de ellas se extraviara no dejaría las noventa y nueve en el campo, e iría a buscar la que se hubiera extraviado hasta hallarla? Y al hallarla se regocijaría y la cargaría sobre sus hombros, y al llegar a su casa llamaría a sus amigos y a sus vecinos, y le diría: Regocíjense conmigo, porque he hallado mi oveja que se había extraviado. Les digo que del mismo modo habrá más gozo en el Cielo por un pecador que se arrepienta, que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentimiento.

 

Séptimo Grupo:

“Los creyentes inconstantes”

     Estas ovejas, tienen de todo un poco. Son como el yoyo, que sube y baja; a veces están arriba, y a veces están abajo; a veces están dentro, y a veces fuera. Con estas, el Pastor tiene que tomar una dolorosa decisión, les debe aplicar una disciplina más fuerte. Por ejemplo: Un Pastor de rebaño escarmienta a la oveja inconstante, acostándola en una mesa, y con un palo le da con fuerza; de modo que le quiebra el muslo. Luego la venda y la entablilla con amor; pero al entablillarla, lo hace de tal modo que los huesos no se unan correctamente y así quede coja. Esa es la oveja “perniquebrada” de:

     (Yejezkel / Ezequiel: 34; 4) A la débil no han fortalecido, ni han curado a la enferma, ni han vendado a la perniquebrada, ni han hecho volver a la descarriada, ni han buscado a la perdida, sino que las han subyugado violentamente.

     Su condición les crea cierta inseguridad, que las hace mantenerse siempre al lado del Pastor, para recibir protección. Recuerda que puedes llegar a ser “perniquebrada” por poseer las características de las ovejas que se describen anteriormente.

Octavo Grupo:

“Los creyentes maduros”

     Estos “creyentes” son los que contra viento y marea, permanecen en el redil. Van al paso del Roeh, por lo tanto, no se extravían. No son rebeldes, ni contenciosas, ni inconstantes. Saben que no pueden descuidar una salvación tan grande; y como el “Shaliaj Shaúl” escribió:

     (Romiim / Romanos: 8; 38-39) Porque estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni malajím, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada podrán apartarme del amor de Elohim que es por medio de nuestro Adón Yeshua Ha Mashíaj.

     Y como dijo el “Shaliaj Shimón Kefas”:

     (Yohanán / Juan: 6; 68-69) Respondiendo Shimón Kefa, dijo: Mi Adón ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna, y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Mashíaj, el Ben Ha Elohim viviente.  

 “LA VERDAD ESTÁ DISPONIBLE SÓLO PARA AQUELLOS QUE TIENEN EL VALOR DE CUESTIONARSE TODO LO QUE SE LES HA ENSEÑADO”

Roeh Yohanán Ben Dutel © 2017.

Anuncios

Me encantaría oír lo que piensa sobre este tema. Razones bíblicas (No permitimos ofensas)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s