Solo Elohim (Dios) Juzga

Matetiyaho (Mat) 7:1-2, 6  “No juzguemos a los demás y no seremos juzgados, porque de la misma forma que juzgamos así seremos juzgados… No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen, y se vuelvan y os despedacen”.

Mateo71UstednoesJuez

    El ser humano tiene la costumbre de juzgar a sus semejantes y convertirse en Juez y dar opiniones sean estas acertadas o no, aun cuando desconozca a profundidad las motivaciones y la veracidad de los hechos que puedan afectar e incluso favorecer a la persona que se juzga.

    Es común que el ser humano se tome la atribución de juzgar y criticar a las personas por cualquier motivo al verse involucrado en un problema o situación de vida, bueno o malo, favorable o desfavorable por cometer un error o simplemente ser centro de atención de un acontecimiento noticioso, incluso de pensar diferente a como regularmente piensan otros.

    Este asunto del juzgar y criticar se encuentra publicado en muchos libros y artículos que pudiéramos encontrar en cualquier biblioteca o venta de libros y revistas. La Filosofía Clásica, la Psicología y la Sociología, se han ocupado de dar sus puntos de vista sobre todo por la posición moral, ética, social y cultural de la conducta del hombre al respecto. Pero la Torah libro sagrado que conduce la verdad y la vida, señala eficazmente que no debemos juzgar a nadie porque esa tarea le corresponde solamente a Elohim (Dios) que es sabio y diligente.

    Todo ser humano fija posición sobre las cosas y los hechos eso es normal, dar un comentario sano y aportes en lo profesional, también es normal.

Judios

    Lo que no es normal es juzgar a nuestros semejantes como dice la Torah, porque censurar o criticar nos convierte en Juez y parte de algo que realmente no debemos hacer, esta tarea no es nuestra. Valdría la pena examinar los propósitos reales y culturales de lo que realmente es y no es bueno antes de criticar y sería bueno leer la Torah (Biblia) sobre el juzgar a los demás.

   Immanuel Kant, (1724-1804) filósofo alemán, en su libro Crítica de la Razón Pura, (1781), dice que criticar puede ser algo anterior a la experiencia, o independiente de la experiencia., Kant comienza en la “Crítica de la Razón Pura” investigando las formas a priori de la sensación, del juicio y de la razón, otorgándole facultad al razonamiento y sus distintas categorías.

    Kant nos conduce asimismo a varias concepciones: la idea del alma (idea psicológica como sujeto pensante), la idea de la materia como totalidad de los fenómenos idea cosmológica) y la idea de Dios (Elohim como suprema condición de toda la realidad (idea teológica). Lo que tratamos de decir es que hombres altamente inteligentes y pensadores no desechan la soberanía de Elohim (Dios) como la máxima condición de toda verdad y de toda realidad, ya que juzgar o pensar puede ser falaz porque se inicia en criterios humanos que contemplan falsas suposiciones intiutivas y perceptivas de la verdad y del conocimiento, cuando en realidad solo Elohim (Dios) es el único que tiene la verdad y el don de Juzgar sobre lo bueno y lo malo, sobre lo verdadero y lo falso.

1Samuel167ElohimJuzgaconAmor

    Los estados de conciencia. “Si bien tenemos y podemos conocer nuestros estados de conciencia, no podemos conocer el sujeto de los mismos. La conclusión es que por la pura razón nada podemos conocer de la naturaleza del universo material”. Solo Dios es el que lo puede y sabe todo.

    Sobre la idea teológica, (La doctrina de Dios= Elohim) Kant critica los métodos y los argumentos de la teología racional y las bases especulativas que van más allá de lo que permiten sustentar y no son conclusivas. El argumento cosmológico lleva el principio de causalidad más allá del mundo de la experiencia sensible, que puede probar la existencia de una inteligencia ordenadora y no puede establecer la existencia de un Ser Supremo, en este caso el hombre que juzga, pues el hombre además de mortal es perecedero y subjetivo. Kant, no niega la existencia de Dios (Elohim), tampoco niega la inmortalidad del alma o la realidad última de la materia.

     Tomamos este ejemplo de Kant para tratar de entender que los razonamientos pueden ser especulativos como el juzgar y a pesar de no agregar mucho a la experiencia, si regulan nuestros estados de conciencia, pues dicha postura consiste en presentarlos como inherentes a un sujeto substancial, del cual no sabemos nada, ya que sólo Elohim es quien sabe todo. La mejor forma de pensar y juzgar sobre nuestro mundo externo y los semejantes, es dejárselo a Elohim, quien representa cada cosa que surja de su propia fuente gobernada por su Ley.

     El Apóstol Santiago igual censura al cristiano que juzga a su hermano: 4:11 “-Hermanos no se critiquen unos a otros. El que habla mal de un hermano se hace su Juez, habla contra La Ley (La Ley o Mandamientos de Elohim- Dios) y se hace Juez de la Ley. Pero a ti que juzgas a la Ley ¿te corresponde juzgar a la Ley o cumplirla?. Uno sólo es Juez. Aquel que hizo La Ley y que puede salvar y condenar. ¿Pero quién eres tú para juzgar o condenar al prójimo?”

Salmo5811Justicia
Salmo 58:11

    La Torah (Biblia) nos enseña que criticar y juzgar es innoble e injusto porque no tenemos el poder ni el mando de la Ley que en este caso es sagrada y exclusiva del Altísimo para juzgar a nuestros semejantes. La filosofía de Kant igualmente nos acerca a un razonamiento lógico, aludiendo que no podemos conocer nada excepto las apariencia de las cosas y solamente una Deidad una mente ordenadora y Superior de las cosas (en este caso Dios) sería el Juez auténtico, ya que nuestros sentidos nos entregan sólo fenómenos y los juicios no van más allá de los sentidos de lo que le concierne al mundo. sólo algo superior (Elohim) alcanzaría un conocimiento sustancial, esencial y lógico de las cosas.

      Por ende la noción de juzgar es aplicable al acto de manifestar y razonar pero juzgar es sólo una valoración no una determinación ni una verdad absoluta y menos si viene del hombre. Sería también un acto de opinar libremente. Juzgar o criticar es utilizar juicios de valor sobre alguien que quizá no se los merezca. Por ello estamos seguros que es la Torah, (Biblia ) el libro sagrado por excelencia, el que nos acerca a la verdad, recoge la conseja más adecuada para entender la noción de juzgar que se aplica fundamentalmente al acto de la razón, debido a que un juicio de valor es una mera circunstancia de una determinada realidad sobre algo o alguien a quien le aplicamos nuestro criterio de razonamiento.

Mujer perdonada
Yeshua no juzgaba, la Torah viva que el era permitia a Elohim juzgar

    El juzgar es algo delicado y de mucha responsabilidad sobre nuestra actitud ante la vida, el que juzga o crítica sobre todo desconociendo las causas sin conocimiento también se juzga a sí mismo. Sólo Dios tiene el sagrado poder y don de Juzgar nuestras vidas.

Lic. Orlando Ruiz © 2017

Anuncios

Me encantaría oír lo que piensa sobre este tema. Razones bíblicas (No permitimos ofensas)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s